Wal Mart, responsable de la muerte de Emmanuel D’Herrera Arizcorreta

Frente Nacional contra Wal Mart.

Dr. Enrique Bonilla Rodríguez.

Fundador y coordinador.

frentenacionalac@yahoo.com

26 abril de 2010

Emmanuel D´Herrera Arizcoreta fue un digno luchador social y un hombre de convicciones muy definidas. Era habitante de Teotihuacan, Estado de México, y se mostraba sumamente preocupado por el respeto a la zona arqueológica que se encuentra en este lugar.

En el 2004 Emmanuel inició, en compañía de Emma y Lorenzo (nativos de la misma población) una firme lucha para rechazar la instalación ilegal de una tienda en el mismo lugar que la UNESCO declaró Patrimonio Cultural de la Humanidad. Como resultado de esa lucha, la empresa Wal Mart levantó actas penales (tal y como acostumbra hacer a todas las personas que intentan detener el crecimiento ilegal de esta voraz empresa) en contra de tres luchadores sociales, con lo que les causó graves problemas legales durante varios años. Es necesario mencionar que el compañero Lorenzo falleció, varios años atrás, a causa de las grandes presiones a las que se enfrentó por los problemas legales que se desprendieron a raíz de las actas que levantaron en su contra.

Hace 11 meses el señor Emmanuel entró a la tienda de la que hemos hablado con una lata que contenía un poco de pólvora, al detectarlo, el personal de seguridad, lo detuvo inmediatamente en un acto completamente injusto ya que Emmanuel no había cometido ninguna acción que se encuentre fuera de la ley.

Cuando Wal Mart interviene, la justicia sale por la ventana”.

Los acontecimientos que hemos narrado se volvieron tan sólo un pretexto para que la trasnacional fabricara una serie de delitos para privar de la libertad a Emmanuel, quien quedó preso en el Reclusorio Molino de las Flores en Texcoco, Estado de México, durante tres meses. Después de un juicio, el juez penal le solicitó una fianza y le otorgó su libertad.

No obstante, Wal Mart, insatisfecha con el veredicto, volvió a demandar a Emmanuel. Esto ocasionó que agentes policíacos mexiquenses lo esperaran a la salida del penal, lo tomaran preso y lo sometieran a amenazas, golpes y tortura psicológica durante al menos seis horas.

A pesar de que el artículo 23 constitucional garantiza que nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo delito, Wal Mart logró encarcelarlo, nuevamente, en el penal Neza Bordo, donde permaneció ocho meses y, desafortunadamente, murió el 10 de abril de 2010 a causa de un paro cardíaco, derivado de un derrame cerebral que se originó por la carencia de una adecuada atención médica para un paciente que sufre de diabetes e hipertensión.

Ante los lamentables sucesos, el Frente Nacional contra Wal Mart denuncia, nuevamente, la forma ilegal de actuar de esta empresa. En una ocasión tuve una plática con el ingeniero Raúl Argüelles Díaz González, vicepresidente de Asuntos Corporativos y Recursos Humanos de Wal Mart, quien, personalmente, me manifestó que por oponerme al crecimiento de su empresa me aseguraba que yo iba a terminar en la cárcel de Barrientos y que él me inventaría los delitos necesarios para lograrlo. Para convencerme de la amenaza mencionó tres puntos básicos que lo respaldaban para alcanzar su cometido:

1.- Wal Mart tiene mucho dinero.

2.- Tienen los mejores abogados del mundo.

3.- Se “tutean” con las más altas autoridades del país.

Con lo que queda más que evidenciada su ilegal e injusta forma de operar. Podemos ratificar que cuando quieren despedir a un colaborador de la empresa, sin la liquidación que establece la ley laboral, lo presionan de tal forma que lo obligan a firmar su renuncia.

Desgraciadamente hechos como los que hemos narrado confirman que la justicia mexicana le da el lugar privilegiado a trasnacionales como Wal Mart y no a los ciudadanos.

Ante esto, es necesario unir todos nuestros esfuerzos, a nivel nacional, para lograr el cambio que todos deseamos; pero, como he dicho, TODOS debemos lograrlo.

Emmanuel, tu ejemplo de lucha por tener un mundo mejor para todos, guiará nuestro esfuerzo y trabajo.